Plazas de Sevilla

Seguramente si ya has visitado Sevilla o si has visto alguna guía turística, has oído sobre la Plaza España, la Plaza de América o la Plaza Nueva. Y sí, son imponentes plazas, hermosas y llenas de vida. Numerosos artistas callejeros muestran sus atributos y sus obras. Niños juguetean detrás de pompas de jabón y turistas, cientos de turistas parecen tener infinita capacidad de memoria en sus móviles o cámaras para hacer fotos.

No obstante, Sevilla tiene tesoros escondidos. Tesoros a la mano y que muy pocas personas, incluyendo locales, visitan o dan la relevancia que tienen. Cada una de estas plazas que conocerás con nosotros, tienen un encanto, una belleza y una relevancia histórica, por la que merece la pena escudriñar entre las callejuelas de Sevilla para conocer.


Las 7 plazas más encantadoras de Sevilla

1. Plaza de la Gavidia

Muy cerca de la Plaza de la Concordia. Es una plaza que te vas a encontrar de paso entre el centro comercial de Sevilla y la Alameda de Hércules. Esta hermosa plaza, tiene como colofón especial, estar situada a la antigua sede de la Capitanía General antes de su traslado a la Plaza España en el año 1937.

Esta plaza tiene numerosos bares donde puedes comer a gusto, incluyendo el muy famoso Dos de Mayo, legendario por su apetitosas tapas y frías cervezas

2. Plaza de Santa Cruz:

Enmarcada en el famosísimo barrio homónimo, esta plaza está llena de encanto, tranquilidad y será un refugio donde esconderse para leer ese libro que has dejado de lado o simplemente para deleitarte con un rico café, mientras esperas para ir a dejarte llevar por el embrujo del Flamenco Los Gallos, el primer tablao de Sevilla.

3. Plaza de la Cruces:

Muy en la onda de la Plaza Santa Cruz, esta pequeña plazoleta, rodea las tres cruces de mármol y hierro forjado. Parece hecha para que nos olvidemos que estamos en la mitad de la zona turística y nos escapemos un rato para reencontrar la paz. Se encuentra entre las calles de la judería y los jardines de Murillo, como por arte de magia, el ruido se apaga y solo encontramos estas 3 cruces con pocos peldaños de mármol. Un encanto.

4. Plaza del Museo

Al lado del museo de Bellas Artes, está la plaza del museo. Murillo resguarda la plaza y te acompaña mientras estás sentado a la sombra de sus imponente árboles que te refrescará en una tarde veraniega.

5. Plaza del Triunfo

Sí, está en el medio de la zona turística del casco histórico. Increíblemente no te abruma el exceso de gente o la cacofonía constante. El sonido de los caballos, la visión de la catedral y darte cuenta que estás en medio de Sevilla, te llena de gozo.

6. Corral del Conde

Este es quizás uno de los sitios mágicos de Sevilla, no es una plaza propiamente dicha, es una fuente en medio de un edificio que fue un corral y que fue el primer edificio residencial de la ciudad. Solo abre los miércoles, debes ser absolutamente silencioso porque a tu alrededor vive gente, pero créeme, vale la pena visitar.

7. Plaza del Altozano

Es la anfitriona de Triana, te da la bienvenida cuando cruzas el puente y te invita amablemente a sentarte a los pies de la bailaora que la corona y degustar de un riquísimo dulce que hayas comprado en el mercado.

Sin lugar a dudas las plazas de Sevilla son fantásticas y no podrás ver nada igual en ninguna otra ciudad del mundo, ven con nosotros a recorrerlas como parte de nuestras visitas guiadas por Sevilla.