alcazar de sevilla

Plaza de España y Parque de María Luisa

La Plaza de España y el Parque de María Luisa son un marco incomparable a la hora de grabar una película. Hollywood, más de una vez, los ha utilizado como escenario para sus filmes.

La película de Lawrence de Arabia fue la primera en ver el potencial que tenía. David Lean eligió el entorno del Parque de María Luisa (concretamente la plaza de américa) como escenario principal en Sevilla.

Otra película que también echó el guante a la Plaza de España fue el Episodio II de Star Wars (El ataque de los clones) en 2002. Transformó la plaza de españa en la capital del planeta Naboo, importante enclave para el desarrollo de la segunda trilogía de Star Wars.

La plaza de españa y el parque de María Luisa están abiertos al público y son lugares de acceso totalmente gratuito.

El Alcázar

El alcázar es uno de los monumentos más importantes de Sevilla y como tal han sido muchas las producciones que se han interesado en grabar aquí. La primera de ellas fue la propia Lawrence de Arabia, que grabó un par de escenas en los jardines del alcázar.

Últimamente, el paso de la serie Juego de Tronos ha sido muy sonado. Se estableció en el Alcázar y lo transformó en Dorne. Personajes como Jaime Lannister, Elia Martell o las Serpientes de Arena han pasado por este escenario dejando escenas destacadas en los maravillosos rincones del Alcázar.

La entrada general al alcázar son 11,50€ y su horario es de 9:00 a 19:00 horas (hasta las 17:00 de Octubre a Marzo) y solo cierra 4 días al año.

Paseo del Guadalquivir

El paseo del Guadalquivir ha servido como rodaje a Ocho Apellidos Vascos, una producción importante de Cine Español. No deja de ser un paseo ameno para observar la vida joven de la ciudad y contemplar la ciudad vista desde la ribera del Guadalquivir.

La Antigua Fábrica de Tabacos

Situada en pleno corazón de Sevilla, alojó en 2002 a la película Carmen. Actualmente es visitable de forma gratuita puesto que es la sede de la Universidad de Sevilla. Es una visita recomendable puesto que el edificio arquitectónicamente representa bien la arquitectura industrial del siglo XVIII.